Sarracenias

Sarracenia leucophylla y sus cuidados, exuberantes, lanzadoras y estrechas

sarracenia leucophylla

La sarracenia leucophylla una de las plantas carnívoras más exuberantes es de esta especie. Las jarras de mayor longitud del género pueden alcanzar 1,2 metros de longitud y sus flores probablemente tengan un ancho de 10 cm.

Es una planta que se da muy bien en el frió, en ambiente de interiores y como planta decorativa todo el año. Soporta temperaturas bajas, de hasta 15 grados centígrados, llegando a estar perfectamente bien a unos 5 grados en invierno o épocas de frió.

Hábitat

De las plantas carnívoras, la sarracenia leucophylla se usa para decoraciones por su hermosa forma ornamental y belleza de las flores, y también por su tamaño.  Esta planta carnívora se distribuye muy bien al oeste de Georgia, EEUU y desde Alabama hasta Florida.

Características generales

La sarracenia leucophylla es fácil de reconocer, debido a sus profundas y grandes flores rojas con las puntas blancas veteadas de rojo de sus hojas de jarra.  Las flores rojas carmín profundas de esta planta tienen grandes pétalos que cuelgan hacia abajo.

sarracenia leucophylla cuidados

▶️ Trampas:

Las hojas del lanzador de sarracenia leucophylla son muy estrechas, y se elevan gradualmente hacia arriba. Es posible también que algunas de las hojas no estén abiertas o no posean trampa, por lo que las trampas no ocupan toda la planta.

Las trampas son, en esta especie, unos tubos largos muy resbalosos, con el néctar dentro de ellas, y que poseen pelos o cilios que imposibilitan la salida del insecto, que finalmente será digerido por las enzimas que están en el néctar.

▶️ Hojas:

En muchas hojas, la tapa tiene una posición diagonal o incluso vertical, en lugar de estar sobre la garganta del lanzador. En el centro de la flor hay una estructura similar a un paraguas, ligeramente más clara, rodeada de pétalos.

▶️ Flores:

La flor de esta planta tiene numerosos estambres anaranjados; están llenos de polen. El estigma tiene forma de paraguas, con un borde cubierto de pequeños pelos cortos y gotas de líquido. Estos pelos y líquido están involucrados en la captura de los granos de polen.

▶️ Pétalos:

Los más jóvenes, que aún no son rojos, se curvan alrededor del borde del estigma de modo similar a un paraguas en forma de S. Un insecto que ingrese a esta flor debe ser lo suficientemente grande y fuerte como para forzar la espalda de los pétalos y arrastrarse hacia adentro, de este modo entra en contacto con el polen o las superficies del estigma.

Hábitos de caza

La sarracenia de esta especie caza de manera similar al resto de plantas del mismo género. Por lo general el insecto cae en la jarra cuando pasa por la tapa o boca, buscando néctar o atraída por el hermoso color verde y púrpura, combinado con el rojo carmín.

El tubo de las hojas que son trampa es extremadamente largo, lo que complica el escape del insecto, que finalmente cae por el interior del tubo, que es muy resbaloso, y que, ayudado por los pelos o cilios, arrastran a la presa hasta el néctar que tienen al final las trampas de la lanzadora.

Una vez en el néctar el insecto, se adhieren se ahoga y es digerido y degradado por las enzimas y bacterias allí presentes.

Reproducción

La reproducción puede ser sexual y asexual; la sexual es a partir de las semillas, que son la forma más extendida por el cultivo de las mismas en macetas. Otra forma es por división del rizoma luego de la época de invierno.

Para la reproducción sexual, se produce el polen de la planta en uno de los estambres y se coloca en los pistilos de flor de otra planta, luego en verano se desarrollarán las semillas, que se recogerán en otoño.

Las semillas se colocarán en recipientes húmedos y se colocan en el refrigerador, por al menos un mes. Luego las semillas deberán ser sacadas y colocadas a temperaturas más altas. Gradualmente se expondrán al sol para que germinen; esta especie es de clima frio a templado, soportando bien los inviernos.

Usos y cuidados

La sarracenia leucophylla, por su exuberancia, es usada de forma ornamental en épocas de invierno y muy bien extendida en el Norte de América, especialmente en Estados Unidos. Viven muy bien en climas de fríos y templados.

Son de las más fáciles de cultivar y de mayor belleza, requieren cuidados especiales, aunque son plantas carnívoras, no son de mucha exigencia, pudiendo vivir incluso en jardines con otras plantas. Son embargo hay quienes prefieren usar macetas para su fijación.

La sarracenia de esta especie requiere mucha luz, pero no preferiblemente de sol directo; son invernales, por lo que hay que regular la cantidad de luz. Puede ser teniéndolas en un invernadero o simplemente no exponerlas al sol directo.

Los colores de estas plantas resaltan cuando están óptimas de luz. Deben tener un sustrato o suelo de Turba rubia en 60% y 40% de perlita, por lo que hay que tener maceteros de cierta profundidad.

A estas plantas, por su forma de vida y alimentación, hay que trasplantarlas cada 3 meses para evitar contaminación de las raíces. El diámetro de la maceta deberá ser igual o superior a 20 cm, porque esta especie de plantas se extiende y crecen a más de 1 metro.

La sarracenia Leucophylla no requiere abonados de la tierra ni podas, y aunque pueden ser atacadas por algunas plagas, no es lo común. Aunque los hongos sí pueden atacarlas durante los veranos, se puede moderar el riego para evitar saturación del sustrato.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *